Metodo De Trabajo

Paso 1 Flujo de Trabajo

En mi profesión como diseñador es absolutamente necesario hacer ver a mis clientes potenciales que mi trabajo no se limita a crear un dibujo en 5 minutos. Para ser un buen diseñador no basta con saber Photoshop o Illustrator a nivel técnico, hay que saber transmitir las ideas de la marca de nuestro cliente y crear un diseño funcional y estratégico. Quiero mostrar el valor de mi trabajo y una de las mejores maneras para lograrlo fácilmente es enseñar a nuestros clientes el proceso creativo que implica desarrollar un buen diseño centrado en la marca del cliente. Soy diseñador profesional que ayudo a mis clientes a conseguir los objetivos de sus negocios a través del diseño, no soy artista que busca expresarme creativamente. No te confundas. Con los años he ido mejorando y ajustando mi proceso creativo añadiéndole etapas donde también implico al cliente. Esto me permite entender mejor qué es lo que necesitan y las preferencias gráficas para acertar con la propuesta sin improvisar ni inventarme lo que el cliente espera conseguir.

Paso 2 Briefing

  • El primer paso pasa por completar un briefing creativo junto con el cliente. Se trata de una herramienta esencial para saber toda la información sobre nuestro cliente, su marca, negocio y las necesidades concretas para el proyecto.
  • Investigación y documentación
    En base al briefing realizo una investigación y documentación previa. Esta fase es clave para inspirarme, analizar lo que hace la competencia local y global, los referentes y empezar a meterme de lleno en el negocio y sector del proyecto.

Paso 3 Tormenta de Ideas, Bocetos y Diseño

  • Una vez tengamos todo lo anterior definido comenzamos a diseñar. Fíjate que estamos en el punto 3. Muchos diseñadores empiezan por aquí directamente sin tener toda la valiosísima información previa y se inventan los diseños por intuición, por lo que les gusta a ellos o por la moda del momento.

Paso 4 Presentación de Propuestas

  • Cuando tenemos creada la propuesta o propuestas iniciales se las hacemos llegar a nuestro cliente. Lo puedes entregar en formato de mockup para que tenga un contexto y se vea aplicado a un soporte real. Aquí es importante que le expliques a tu cliente el por qué del diseño o concepto y que entienda que todo tiene una razón de ser y que está diseñado de esa manera por alguna razón relacionada con los objetivos que busca conseguir.

Paso 5. Feedback del Cliente o Ronda de Revisiones

Una vez presentadas las propuestas le damos un plazo al cliente para que nos haga llegar su feedback. El número de rondas de revisiones deberías especificarlo siempre en tus presupuestos para que el cliente entienda que aquí hay que ser específico con los cambios para que el proceso no se alargue y no te pida 20 cambios sin sentido.

Paso 6. Creación y Entrega de Archivos Finales

  • Una vez aprobados los diseños, toca crear todos los archivos finales en los diferentes formatos, versiones y tamaños que necesite el cliente. Esto forma parte del trabajo y solemos subestimar el tiempo de dedicación. También es importante mostrar al cliente los entregables que va a conseguir al finalizar el trabajo porque esto será la parte más tangible de todo el proceso. Añadiendo más formatos, tamaños y versiones (de colores por ejemplo cuando hablamos de logotipos) añadirá más valor a tu trabajo con un coste en tiempo pequeño para ti. Tenlo en cuenta y no escatimes en esta parte.